Rendel – Crítica | CONTROL TOTAL

Un antihéroe de origen finlandés protagoniza este largometraje

La historia del surgimiento de un nuevo antihéroe llamado Rendel, quien comienza a trabajar para una farmacéutica como contador. Con la revisión de unos documentos descubre cierta información comprometedora de la empresa, por lo que buscan silenciarlo. Así vemos el inicio de una venganza planeada para acabar con quienes lo dañaron.

Rendel es la típica historia de un hombre con trágico pasado familiar en busca de venganza. Al ser una cinta finlandesa se puede esperar algo diferente de los superhéroes de cómics americanos como los son las franquicias de Marvel y DC, pero no fue así. tiene varios ejemplos muy marcados en los que podemos recordar algunas historias ya conocidas: la forma de buscar a los malhechores quienes lo hicieron alguien desafortunado y lleno de rencor, incluso un misterioso objeto que fue obsequiado y no es abierto hasta llegar al clímax de la cinta.



Visualmente trata de reflejar la oscuridad interina del protagonista, por desgracia lo único obtenido es una cinta difícil de distinguir y cansada para la vista, además el traje del vengador es negro lo que hace imposible poder percibir detalles del maquillaje y vestuario generando un proyecto, escenarios y caracterizaciones poco entrañables. La edición es una de las parte más importantes en un largometraje siendo los encargados de este departamente los responsables de darle forma la historia, Dicho esto en esta película no se logra el objetivo debido a los flashbacks existentes dentro de la narrativa, no se logran percibir consiguiendo que la historia sea confusa.

La personalidad del héroe es básica, un padre de familia buscando lo mejor para ella, con esta línea se describe todo lo que sabemos de él; no está bien planteada la psique lo que hace imposible poder sentirse identificado con él. Al hablar de los villanos nos encontramos en el mismo punto, no hay un lado opuesto marcado, el papel del antagonista no es de una persona en específico, sino de varias, de quienes se esperan diferentes respuestas, pero no las hay. Tampoco es una compañía o un grupo de individuos unidos por un fin malévolo en el que no les importe los medios para conseguirlo, simplemente no hay una razón explicada con claridad sobre porqué hacen las cosas.

En la actualidad al hablar de una película de superhéroes es casi un hecho que será un éxito, con una historia bien definida, efectos especiales espectaculares, coreografías de peleas asombrosas. Por desgracia Rendel no es parte de esta descripción por su historia llena de huecos y confusa, sin olvidar al protagonista poco empático.