¿Viste el vaso de Starbucks en el último episodio de ‘Game of Thrones’?

Vino, cerveza y… ¿Starbucks? Por muy raro que pueda leerse es verdad: durante el último capítulo de la octava temporada logró colarse en la toma un vaso del mundialmente famoso Starbucks y no, no se trató de un comercial o algo parecido, fue un completo error de producción.

Para ser exactos este inusual hecho tiene su aparición en el minuto 15 con 21 segundos, en dicha escena Tormund (líder de los salvajes) en estado alcohólico celebra la victoria ante los White Walkers y muy a su modo, felicita a Jon Snow con abrazos, vino salpicado por toda la habitación y claro, algunos golpes amistosos, pero en el fondo…



Puede verse a una seria y malhumorada Daenerys, pero junto a ella a escasos centímetros aparece un vaso de Starbucks, sí, el mismo diseño y color que todo mundo conoce, razón suficiente para que este error de continuidad fuera evidenciada en redes sociales y claro, una serie de memes han surgido desde el mismo Winterfell para recordarle a HBO que millones y millones de personas tienen sus ojos puestos hasta en el mínimo detalle.

A pesar de esto el capítulo pudo cumplir con su objetivo y darnos altas dosis de tensión y preocupación por varios de nuestros personajes favoritos, sin embargo una cosa es verdad: ese vaso de café jamás tuvo que haberse quedado allí, sea error del director, de los asistentes o de la misma Emilia Clarke (lo tenía a unos cuantos centímetros, pudo haberlo mencionado) esto quedará para el recuerdo como una curiosa anécdota en Westeros.