Sexy por accidente – Crítica | Control Total

Tras su protagónico en la cinta Esta chica es un desastre (2015), Amy Schumer comenzó a ser conocida internacionalmente como una nueva, carismática y cómica actriz, ese papel le llevó a prestar su voz en series animadas como Padre de familiaLos SimpsonBob’s Burgers

Al ver por primera vez Esta chica es un desastre (2015) me dio gusto conocer a una joven neoyorquina con un marcado perfil cómico, sarcástico y que no recurría al humor simple y bobo empleado por décadas desde Hollywood; títulos protagonizados por Will Ferrell, Adam Sandler, Rob Schneider o Jason Biggs son un claro ejemplo de la funcional, pero repetitiva fórmula lúdica en el cine contemporáneo. El nombre de este chica, Amy Schumer.

Ha llegado a salas mexicanas Sexy por accidente (2018), historia de Renee Bennett (Amy Schumer), una mujer que se encuentra sofocada por los estereotipos de belleza, los cuales rigen hoy día el pensamiento social de gran parte del mundo: cuerpos esbeltos, ropa talla cero, largas piernas, piel fina y una blanca sonrisa. Su físico no se acopla idóneamente a estas características, por tal motivo lleva una vida insatisfactoria, un empleo que odia y una olvidada vida amorosa. Esto cambia radicalmente tras un duro golpe en su cabeza al caer aparatosamente de una bicicleta fija en plena rutina de spinning, a partir de este instante, algo cambia dentro de ella y comienza a percibirse como una mujer sumamente sexy, sin defectos, esta especie de ilusión le llevará a tomar las decisiones que siempre quiso hacer, pero su baja autoestima se lo impedía.



El sello particular de Amy Schumer vuelve a inundar la pantalla, su comedia se basa en el doble sentido y juego de palabras, siendo ella misma su primera víctima; a lo largo de su filmografía, siempre ha buscado sacar provecho de sus propios defectos para volver honesto y creíble su humor. Esto acompañado de una historia con un sencillo y funcional mensaje: quiérete a ti mismo tal y como eres; esta idea encaja perfectamente en nuestra sociedad, basta abrir cualquier red social para notar la dureza en la percepción de belleza que imparte el cine, la televisión y cualquier empresa dedicada a la moda; nunca está demás volver al idealismo rescatado por Schumer.

Y como es costumbre, la comediante neoyorquina es acompañada por varios apellidos famosos en sus producciones, recordemos el caso de Esta chica es un desastre (2015), en la cual Brie LarsonEzra MillerTilda Swinton decidieron trabajar junto a ella, o dentro de la película Viaje salvaje (2017) junto a Goldie Hawn y Joan Cusack. Y en este particular caso comparte créditos con Lauren Hutton, Michelle Williams y las modelos Emily Ratajkowski y Naomi Campbell.



Cabe mencionar el carismático trabajo de la cuatro veces nominada al Óscar, Michelle Williams, quien se puso los zapatos de Avery LeClaire, una afamada mujer de negocios, dueña de una de las marcas más importantes y élites de maquillaje. A lo largo de la película se vuelve más graciosa mientras es acompañada de un peculiar e involuntariamente divertido tono de voz, el cual te arrancará varias risas durante el metraje.

Para salir de buen humor de la sala de cine es necesario llevar bien claro qué tipo de cinta estás por ver, y esta no es una especie de justificación, simplemente el humor empleado dentro de esta producción requiere que el espectador deje a un lado cualquier dura exigencia y con sencillez se deje llevar por su elocuente oleada de personajes.



Al final de la película encontré justo lo que pensaba: Schumer siendo fiel a su estilo, una historia bastante sencilla, pero con un mensaje claro, mientras es tomado por divertidas escenas y personajes graciosos por naturaleza.

Las películas de Amy Schumer tienen consigo la misma relajada y honesta esencia dominguera, son historias que no te harán reflexionar en demasía, pero sin duda cumplen su cometido, entretener al espectador y brindarle un momento agradable al tomar vivencias cotidianas con temas tan normales que cualquiera podrá identificarse con la divertida protagonista, al final todo el mundo busca el amor, ser apegado a sus amigos, mantener un lazo sólido con su familia y ver el lado positivo de las cosas, porque todo está en la actitud.

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine con experiencia de más de siete años publicando críticas cinematográficas, coberturas de festivales de cine y foto reportajes en medios especializados en el séptimo arte y televisión.