Sexo en la ciudad y las mujeres del milenio

Un poco de historia

Producida por la cadena televisiva HBO. Salió al aire en 1998, al mismo tiempo que “Dawsons Creek” y “That ´70s show”. Madonna lanzaba su álbum Ray of ligth y en cine se estrenaba Armageddon. Se grabó en Nueva York y el alcalde de ese entonces, Rudolph Grullani llevaba cuatro años de promover su campaña de cero tolerancia a la violencia. Sex and the city se unió a la causa, promovió la ciudad como un lugar seguro. La protagonista tomaba taxis en medio de la noche, llevaba siempre su bolso a la vista y utilizaba el metro. La serie también promocionó algunos lugares, como Magnolia Bakery, puso de moda los cocteles estilo Cosmopolitan y los zapatos Manolo Blahnik.

Estar soltera solía significar que nadie te quería. Ahora significa que eres guapa, sexy y te tomas tu tiempo para decidir cómo quieres que sea tu vida y junto a quién quieres pasarla.

Así comenzaba el nuevo milenio, con mujeres que ya no temían a la soltería, al éxito y al sexo. Sex and the city surge como parte de estos cambios. Dirigida por Darren Star y protagonizada por Sarah Jessica Parker, trata sobre cuatro amigas independientes en busca de la felicidad. Aborda temas como el sexo casual, los orgasmos femeninos, la homosexualidad, la infertilidad y el cáncer.

agfa-1

Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte son completamente diferentes, lo que hace sencillo que el público femenino se identifique con ellas. Lo anterior más una glamurosa estética, hacen de Sex and the city una serie disfrutable y única.

Si el príncipe azul no hubiera aparecido, ¿habría dormido Blancanieves eternamente en su ataúd de cristal? ¿O tarde o temprano habría despertado, escupido la manzana, buscado trabajo, una buena asistencia sanitaria y un donante del banco de esperma?

La serie creció con el paso de los años. Y lo que empezó por ser propositivo, terminó como un cliché, sin embargo, no se puede negar la influencia de la misma en las mujeres del “nuevo milenio”. Mismas que buscan obtener éxito en el amor, el trabajo y la maternidad.

Recomendaciones para las mujeres del nuevo milenio

Sostener un Cosmopolitan en una mano y en la otra un bolso Prada. Escribir una columna semanal sobre las aventuras amorosas de tus amigas. Esperar que el pago por tu trabajo como escritora, que te alcance para muchos pares de Manolo Blahnik y enamorarte de un hombre, a quien le acomode el sobrenombre de “Sr. Big”.

Si eres fanático(a) de la serie, te recomiendo ver la precuela “The Carrie Diaries” o tomar el “Sex and the city tour” en la ciudad de Nueva York.