¿Qué tan buena es ‘¿Cómo entrenar a tu dragón 3’? | CONTROL TOTAL

Un cierre emocional que nos deja una moraleja para echar a volar nuestra imaginación

Desde hace casi una década se estrenó en los cines Cómo entrenar a tu dragón, y rápidamente se convirtió en una de las franquicias animadas más queridas de la actualidad, teniendo como protagonistas a Hipo, el tímido y poco comprendido hijo del jefe de la tribu, y a un Chimuelo, una especie de dragón que creían extinto, pero que resultó ser más que un fiel amigo.

Es interesante ver cómo la franquicia convoca a chicos y grandes por igual, ya que me tocó estar en una sala repleta de gente adulta que quería saber lo que ocurría con la dupla independientemente de llevar a su hijos o familiares pequeños a divertirse. Compartí la función con el padre de una amiga, y me sorprendió ver cómo se cautivó con la saga en tiempos recientes, ya que desde que vio la primera parte en televisión abierta, se enganchó con la historia y personajes, volviéndose un fanático y consumidor también de las series animadas. Algo que no muchas animaciones pueden presumir.



Para buena noticia, Cómo entrenar a tu dragón 3 cumple con las expectativas, tiene un cierre magnífico y a tiempo, que te conmueve, te saca algunas lágrimas, te hace conectar – como moraleja – una historia de fantasía relacionada a los dragones con la época actual, y te permite echar a volar un poco la imaginación, despegarte de la rutina y pasar 100 minutos viendo a un típico joven, pero carismático, con una criatura majestuosa como un Furia Nocturna.

Me parece un acierto que la trama haya recaído en los personajes que ya conocemos y en el humor. A final de cuentas ocupan la misma fórmula de las entregas anteriores, no es nada nuevo ni mucho menos sorpresivo, pero se apegan al cariño personal que le hemos agarrado a Hipo y Chimuelo. No importa si la historia no avanza del todo para completar el objetivo principal, siempre y cuando estemos viendo lo que hacen este par de amigos.



Además, ¿a quién no le gustan las mascotas? Si eres – como yo – un amante de los animales, seguramente te recordará a la relación que tienes con tu perro, gato, perico, iguana o lo que sea y de entrada ya te identificas con todo, súmale que ya conocemos a los personajes y que en esta ocasión su relación se complica por la llegada del amor, el resultado final es algo digno de ver en la gran pantalla.

Debo de decir que si eres observador de los tráilers, seguramente te darás cuenta de muchas cosas importantes de la trama por pura deducción, algo que no me pareció del todo acertado, ya que no hay muchas sorpresas si lo hiciste.



No puede dejar de mencionar que visualmente hay una evolución importante de la primera película hasta la fecha. Sin duda la tecnología ha favorecido para que las texturas, los colores, los escenarios y los mismos dragones luzcan espectaculares. Además, el trabajo de doblaje se mantiene a buen nivel para que disfrutes aún más de lo contado.

Cómo entrenar a tu dragón 3 es la conclusión de una historia que se quedará un largo rato en nuestra memoria. Aplaudo que hayan decidido terminar la historia principal para no hacer monótona la trama. Sin embargo, a pesar de esto, sabemos que los números en taquilla pueden decir otra cosas, pero para ello hay spin offs y precuelas de dónde sacar más provecho. Y lleva tus pañuelos desechables porque los vas a necesitar. Y no olvides checar en el siguiente link si la cinta tiene o no escena post-créditos.

Octavio Alfaro C.

Periodista Digital con gusto por el cine y las buenas historias que generen alguna emoción o reacción en la audiencia. Fanático del Universo Cinematográfico de Marvel.