¿Qué tan buena es ‘Captain Marvel’? | CONTROL TOTAL

La primer superheroína en tener su película individual y posiblemente la próxima líder del MCU

Desde hace un par de años el Universo Cinematográfico de Marvel no tenía a un superhéroe debutante con su propia cinta individual, y es que tanto Spider-Man (Tom Holland) como Black Panther (Chadwick Boseman) tuvieron participación antes de estrenada su película. Pero con Capitana Marvel (Brie Larson) es distinto, ya que salvo su logotipo que vimos en la escena post-créditos de Avengers: Infinity War, no sabíamos prácticamente nada de ella, por tal motivo nos preguntábamos dónde había estado todo este tiempo y algunas cosas más.



Personalmente mi expectativa era alta, ya que es la primera superheroína en tener su propio largometraje dentro del MCU, y después de los comentarios de Kevin Feige y compañía sobre el poder inigualable del personaje, esperaba algo sorprendente. Contrario a lo que nos mostraron en los avances, la cinta no es un enorme flashback o una narrativa cronológica sobre el surgimiento de Carol Danvers, sino comienza de lleno dentro de acciones específicas y de ahí en adelante se van resolviendo misterios con pequeños destellos de recuerdos que sazonan el presente.

Una de mis dudas que más rondaban mi mente era el papel protagónico a cargo de Brie Larson, quien ha demostrado ser una buena actriz, aunque no es la más carismática que digamos, sin embargo, a grandes rasgos quedé satisfecho con su labor, muestra el empoderamiento femenino con una buena excusa, sonríe más que otros personajes (contrario a los que muchos argumentaban), pero sí le termina faltando esa estrella innata que algunos actores como Robert Downey Jr. o Chris Evans tienen, que con sólo conocerlos unos minutos, ya te cayeron bien.



El desarrollo de los hechos no brilla por contar cosas extraordinarias, pero sí denota la astucia que le quisieron meter, ya que hay giros en la trama que cambian radicalmente la perspectiva de lo plasmado en pantalla, de la mano de una de las mayores guerras intergalácticas en los cómics, la de los Kree contra los Skrull. De hecho, esto último bien lo podemos anotar en el cuadernito de cosas que podrían regresar en el MCU, ya que su rivalidad es añeja y por ponerlo en una palabra: infinita.

Captain Marvel sí contesta muchos de los cuestionamientos planteados con anterioridad como su paradero, el origen y capacidades de sus poderes y por supuesto que incluye elementos que atañen a algunas cosas que ya sabíamos sobre el MCU, ya sea relacionadas con S.H.I.E.L.D., Nick Fury (Samuel L. Jackson) – quien por cierto tiene el papel menos rígido de todas sus participaciones en las producciones de Marvel – y algunas cosas más que impactan la década entera de este Universo.



Es verdad que le faltan ingredientes para que la película entre en las cinco mejores que tiene el MCU, y tal vez a algunos les parezca más una consecuencia de Infinity War que la introducción de un personaje porque ya lo merecía, pero lo cierto es que sirve como la antesala ideal para Endgame y hasta una de las escenas post-créditos te pone la piel chinita, ya que deja el panorama más claro sobre lo que podremos ver el próximo 26 de abril.

En conclusión, mi expectativa fue demasiado alta, ya que le faltó un poco de brillo a la historia y otro poquito a la protagonista, de hecho, no puedo dejar de mencionar que el humor prácticamente es nulo en la cinta, pero aun así no es una película pesada, sino que fluye en su mayor parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.