¿Qué esperar de ‘Las dos reinas’? Lo nuevo de Saoirse Ronan y Margot Robbie

Cuando anunciaron esta película el atractivo mayor era el duelo de actuaciones que iba a sostener Margot Robbie y Saoirse Ronan, pero contrario a este pensamiento, Las dos reinas (Mary Queen of Scots) me dejó con ganas de más, y es que a pesar de su minuciosa labor en el diseño de producción para reproducir los detalles del siglo XVI, la trama no cumple con la expectativa y se queda corta en el intento de entretener y revivir en pantalla grande parte de la vida de María Estuardo (Ronan).



Más que ser testigos de los conflictos personales entre María y la Reina Isabel I (Robbie), el personaje de Margot no tiene mucha participación como nos antojaba el tráiler, más bien seguimos la travesía del papel de Saoirse, desde su regreso a Escocia para retomar el trono, hasta la inminente debacle de su mandato por las malas decisiones e infortunadas situaciones que rodearon su vida.

No puede quejarme por el trabajo de Ronan, es magnífico. Su secreto es que vive cada escena como si fuera totalmente real; no tiene en mente que es una recreación y lo transmite al espectador. Disfruta del poder, goza de su posición para dar órdenes, se entristece y preocupa por las delicadas acciones que tiene ante sí y también lamenta cuando la situación es propicia. Es una joyita de actriz como lo ha demostrado a lo largo de su carrera.



Sin duda hubiera sido genial que el papel de Robbie fuera más largo, ya que así no sólo disfrutaríamos de una interpretación extraordinaria, sino de dos. En el poco tiempo de Margot a cuadro, tiene destellos para prestar atención, pero no los suficientes para redondear una actuación comparable con la de su compañera.

El problema con la historia de la cinta es que tarda demasiado en arrancar. Se enfoca demasiado en establecer una situación y cuando por fin explota ya estás viendo el reloj para saber cuánto tiempo ha transcurrido y has perdido interés. Eso sí, te recomiendo ir un poquito informado sobre la situación que se plantea en la trama, ya que de esa forma entenderás mejor lo que ocurre y es menos probable que confundas a los personajes, de lo contrario, seguramente caerás en el aburrimiento más temprano.



Las dos reinas prometía ser incluso contendiente para la temporada de premios con todos los ingredientes que nos presentaron antes del estreno, pero para insatisfacción de muchos no resultó así. Es verdad que la historia es bastante apegada a la vida de María Estuardo y por ende terminas conociéndola mejor, pero la forma de plasmarla en pantalla no fue la mejor ni la más entretenida.