¿Por qué volver a ver la trilogía de ‘El señor de los anillos’? | CONTROL TOTAL

La saga recibió un total de 17 premios Oscar

A través de la historia hemos visto miles y miles de adaptaciones fílmicas provenientes de la literatura misma, en muchas ocasiones surgen películas dignas de recordarse y en otras tantas (la gran mayoría) terminan arruinando la entregada percepción del lector y al mismo tiempo deja insatisfecho al cinéfilo. Sin embargo también existe el rotundo e histórico éxito mundial, este es el caso de la trilogía de El señor de los anillos.

En total se hizo acreedora de 17 premios Oscar, colocando esta saga en los libros de oro del séptimo arte; sin embargo gran parte de su éxito recayó en la historia literaria escrita por J. R. R. Tolkien, escritor, filólogo y lingüista británico. Hoy día quién no conoce de memoria a sus personajes principales: el temible y oscuro Sauron, el sabio y elocuente Gandalf, al aventurero y valiente Frodo y Aragorn, el hombre invencible, quien por cierto es protagonizado por Viggo Mortensen, quien se encuentra nominado por tercera vez al Oscar, en esta ocasión por su papel principal en Green Book.



Sus fantásticas aventuras que muestran la eterna rivalidad entre el bien y el mal volvieron a estas películas en un auténtico clásico, mismo que elevó la percepción del GCI y cualquier otro efecto generado digitalmente; basta ver cualquier escena del excéntrico Gollum, interpretado por Andy Serkis para apreciar el talento actora mezclado con avances tecnológicos.



Sin embargo siempre se necesita de un capitán, alguien que esté al mando, con una mente aguda e innegable talento para enfrentarse a cualquier reto y salir como un auténtico héroe: su director tres veces ganador del Oscar, Peter Jackson, mismo que ha decido regresar a la pantalla grande con Máquinas mortales.

En su conjunto, Jackson tomó una compleja obra literaria y la transformó a una extensa y emocionante aventura fantasiosa de la pantalla grande, característica de la cual muy pocas producciones pueden presumir.



Además no se trata únicamente por dejarse llevar con tantos premios Oscar, el principal motivo es apreciar los minuciosos detalles que hacen valiosa a una historia, en este caso existe un sin fin de batallas épicas que ahora mismo el sólo recordar me pone la piel chinita: la batalla en el Abismo de Helm o la valiente carga de los Rohirrim en los Campos de Pelennor.



Al final el cine es una ventana de arte puro que es empleado para apreciar profundos y pasionales elementos humanos, sin olvidar que también funciona como entretenimiento puro; nuestra ajetreada vida en grandes ciudades nos ha dejado como herencia niveles altos de estrés y tensión las 24 horas y también necesitamos un balance, ¿qué mejor manera viendo cintas emocionantes y llenas de amor y coraje?

Por esta razón te recomiendo ver nuevamente la trilogía entera de El señor de los anillos por sus personajes, las aventuras llenas de magia, conocimientos de la edad media, dragones y seres oscuros de la antigüedad, sin dejar de lado la épica batalla entre el bien y el mal, misma que seguiremos disputando a lo largo de nuestra existencia.