¿Plata o plomo?

Un niño que crece en la pobreza y una madre que lo cría para sobrevivir a cualquier costo. Una débil línea que divide al bien del mal. El deseo de obtener riqueza y respeto. Eternos males sociales como el contrabando y la prostitución. Sicarios en motos y mujeres que se venden. Juegos de vida o muerte. La ley del más fuerte: plata vives, plomo mueres. El narcotráfico como religión. Laboratorios en selvas y la corrupción en los gobiernos. Un narcotraficante que quiere ser presidente. La doble moral y el ego dañado de un hombre. La violencia como forma de control. Periodistas que no se venden. Políticos con ideales. Y una nación que llora a sus muertos.

La serie televisiva El patrón del mal ganó con la puesta en escena de la vida del narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria. Basada en hechos reales e inspirada en el libro La parábola de Pablo, del periodista y ex alcalde de Medellín, Alonso Salazar. La serie mezcla hechos reales y ficticios dentro de un guión perfectamente estructurado, que corrió a cargo del libretista Juan Camilo Ferrad, quien antes escribió El cártel de los sapos.

¿Plata o plomo? Fue una “ley“ impuesta por Escobar, durante las décadas de los setentas y ochentas, que aterrorizó a todo un país y que lo llevó a consolidar su imperio de drogas.

pablo-escobar-novela

De Colombia para el mundo

Si algo es criticable en la televisión latinoamericana es la falta de guiones originales, sin embargo, los colombianos siempre se han caracterizado precisamente por lo opuesto. Tal es el caso de la telenovela Yo soy Bety la fea (1999), escrita y dirigida por Fernando Gaitán y producida por RCN Televisión. Bety impuso un récord Guinnes, como la más exitosa de todos los tiempos.

Los colombianos además tienen un largo historial en este tipo de series sobre narcotráfico. Algunos ejemplos de lo anterior son: La viuda de la mafia (2004), Sin tetas no hay paraíso (2006), El cártel de los sapos (2009), El capo (2009), La muñecas de la mafia (2009) y Rosario Tijeras (2010).

Así que puedes confiar que ves una serie con mucho valor televisivo e histórico. Vale la pena mencionar que la productora es Juana Uribe (sobrina del candidato Luis Carlos Galán, quien fue asesinado por Escobar) y que la dirección corrió a cargo de Carlos Moreno. También hay que destacar la actuación de Andrés Parra, quien interpreta a Pablo Escobar de una manera extraordinaria, logra capturar su esencia y personalidad para conocer mejor a la persona detrás del capo.

Quien no conoce su pasado está destinado a repetirlo

Así reza la leyenda al inicio de cada capítulo y esa es la intención más valiosa de la serie. Hay que poner especial atención en el momento histórico que documenta esta telenovela. Una guerra que marcó a cada colombiano y que dejó profundas cicatrices.

Para saber más puedes leer Noticia de un secuestro de Gabriel García Márquez, Amando a Pablo, odiando a Escobar de Virginia Vallejo y Sobreviviendo a Pablo de Jhon Jairo Velásquez “El Popeye”.

También puedes ver el documental Los pecados de mi padre o Narcos producción original de Netflix.

“Se mata la gente, pero no las almas”.

Foto: La Voz
Foto: La Voz