Penelope Cruz: “El director dejó de hablar conmigo, salió de la habitación, estaba furioso” | Control Total

Penelope Cruz a recibido tres nominaciones al Óscar y una de ellas le hizo acreedora a una estatuilla dorada como mejor actriz de reparto por la cinta Vicky Cristina Barcelona (2008)

No cabe la menor duda que la actriz madrileña, Penelope Cruz, es uno de los rostros más conocidos del séptimo arte, además de haber sido considerada como una de las mujeres más sexis, títulos de películas como: Jamón Jamón (1992), Todo sobre mi madre (1999), Vanilla Sky (2001) o Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas (2011) respaldan su trayectoria internacional.

Pero el éxito no fue sencillo de obtener e inclusive tuvo algunas experiencias profesionales de mal gusto. Durante una platica para la fundación del Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG-AFTRA, por sus siglas en inglés), Cruz compartió una anécdota que sorprendió a muchos, la cual tuvo como historia central un casting desarrollado en Los Ángeles para un “director famoso”, informó Entertainment Weekly.

“Cuando llego allí, completamente jet-lag … ellos dicen, ‘Oh, tenemos que verte en la oficina’. Querían agregar algo a [mi contrato]. Dijeron: ‘Si quieres hacer la prueba de pantalla, tienes que aceptar que habrá algunas escenas desnudas [en la película] que no estaban en el guión'”, dijo Penelope Cruz.

Y esto continuó, la actriz en De Roma con amor (2012) compartió su respuesta ante tal situación, la cual se volvió más incómoda al pasar el tiempo. Además pudo haber significado que si algo salía mal, hacer cine en Hollywood pudo ser un sueño roto.

“Dije, ‘¿Por qué no me dijiste hace 24 horas, antes de subir al avión?’ Incluso si hice películas antes que tenían escenas [desnudas] … en ese momento, no quería pasar por eso. Sentí que, durante unos años, simplemente voy a decir que no a lo que sea, cuando mi corazón me dice que no”.

Para ese entonces Penelope Cruz contaba con 21 años y se había dado cuatro meses para estudiar inglés y así tener mejores bases en el idioma y salir exitosa del casting. Sin embargo las cosas habían cambiado, ya no se trataba de obtener un papel para un “director famoso”, se trataba de dignidad y profesionalismo, por tal motivo decidió actuar de la siguiente manera.

“El director dejó de hablar conmigo, salió de la habitación, estaba furioso. Llamé a los jefes del estudio. No hablaba inglés, pero en esa reunión, hablé inglés. Le dije: ‘Si crees que puedes tratar así a la gente… conmigo, no va a funcionar. Mi familia me ama, volveré a subir al avión y no me importa si no hago tu película. ¿Pero sabes que? Voy a hacer tu prueba de pantalla. Me miraron como si algo estuviera mal conmigo”.

Para finalizar la conversación con los asistentes, Cruz expresó la reflexión que en aquel entonces inundó su joven pensamiento, el cual le dio prioridad a su ética y profesionalismo actoral: “Sabía que no conseguí la película”, dijo. “Pero puedo decirte hoy, tengo 44 ahora, es uno de los momentos en los que me siento más orgulloso de mí mismo. En ese momento sentí, ‘El día que muera, recordaré este momento’. Mucha gente me decía: “Esta podría ser la última vez que tienes una oportunidad, porque ahora van a hablar y dirán que eres muy difícil”. Yo dije, ‘Está bien, no me importa. Regresaré con mi familia y con mi película en español que continúo filmando el lunes “. Recuerdo que la sensación fue muy especial para mí, me hizo más fuerte. Y creo que a partir de ese ‘no’, muchos otros ‘sí’ han llegado a mi vida ‘.

 

 

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine con experiencia de más de siete años publicando críticas cinematográficas, coberturas de festivales de cine y foto reportajes en medios especializados en el séptimo arte y televisión.