‘Operación Overlord’ – Crítica | CONTROL TOTAL

En la película se hablan tres idiomas: inglés, francés y alemán

A través de los años los zombies han sido apreciados por generaciones enteras tras haber conquistado el séptimo arte y por supuesto la pantalla chica; es por esto que estos espeluznantes personajes son unos de los monstruos más representativos del género de horror y cada vez que una nueva versión llega a salas, casi de manera automática despierta el interés de su enorme base de seguidores. Y justamente la cinta Operación Overlord que mezcla una historia bélica con experimentos nazi ha llegado a cartelera.

Una peligrosa misión lleva a un grupo de soldados estadounidenses a un peligroso campo de batalla, ya que deben que cruzar lineas alemanas en tierras francesas y así frenar la expansión nazi. Es por ello que el sigilo es el mejor aliado de estos combatientes, quienes llevan en sus bolsillos suficientes balas y explosivos para llevar acabo las órdenes de su superior. Sin embargo los oscuros y sobrenaturales experimentos nazi trajeron a la vida a unas criaturas sólo vistas en las peores pesadillas.



La cinta fue realizada por Bad Robot, casa productora del cineasta J.J. Abrams, quien es mundialmente conocido por su trabajo en cintas como Star Trek (2009), Súper 8 (2011) o el éxito de Disney, Star Wars: El despertar de la fuerza (2015), sin embargo la película fue dirigida por el poco experimentado Julius Avery.

Esta producción es apenas el segundo largometraje de Avery, y al menos la cifra no debería ser precisamente un referente de calidad, la historia del séptimo arte nos ha mostrado óperas primas que han dejado huella. Sin embargo algunas decisiones de Avery terminaron por arrojar una película sin un motivo real de fondo, la búsqueda de provocar al espectador recae solamente en algunos efectos especiales, esto por su morbo y calidad de detalles sangrientos podría crear una reacción de sorpresa en ese momento, pero que al paso de los minutos será olvidada y no volverá a generar el mismo efecto.

Sin embargo el trabajo visual de toda la cinta es sobresaliente, por un lado las recreaciones de combates entre bandos son dignas de verse en más de una ocasión. Esto llevó a tener un arranque explosivo por todas partes, desde escenas con alta crudeza como lo es ver miembros volar por el impacto de una poderosa ráfaga de balas hasta efectos sonoros que llevarán al espectador a transportarse a aquellos momentos de pesadilla bélica.



Esto lleva a notar la fuerte influencia que tuvo Avery y el mismo Abrams para crear este mundo de guerra en cintas como Bastardos sin gloria (2009) o el clásico Rescatando al soldado Ryan (1998), historias que se caracterizaron por mantenerse fieles a la cruda y desgarradora realidad que significa combatir con poderosas armas de fuego con el único objetivo de destruir al enemigo, sin importar el método, sólo hacerlo sin dudar.

Y una vez que hicieron acto de presencia las prometidas criaturas nacidas de extraños experimentos nazi, nada pasó. Llegado el esperado momento en el cual la historia presenta a esta nueva especie de zombies la percepción de innovación y propuesta no estuvo presente, estos personajes mantienen las mismas características que la historia del cine se ha encargado por dejarlas muy claras: pedazos de piel colgante, algunos miembros amputados, ojos aterradores y una obvia resistencia a la muerte.

Desafortunadamente Operación Overlord fue incapaz de presentar un motivo que realmente valga la pena destacar. Se trata de un ejercicio-homenaje por aquellas historias y efectos especiales que hemos visto en otras películas, sin embargo no pudieron lograr nada propio y esto vuelve inmediatamente a la cinta en una apuesta sin carácter ni identidad.

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine con experiencia de más de siete años publicando críticas cinematográficas, coberturas de festivales de cine y foto reportajes en medios especializados en el séptimo arte y televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.