Ocean’s 8: Las estafadoras – Crítica | Control Total

Este es el spin-off de la trilogía encabezada por George Clooney y Brad Pitt cuya primera parte se estrenó en 2001

¡Qué más da! No puedes negar cuando eres hábil para una cosa aunque sea moralmente mal visto. Debbie Ocean (Sandra Bullock) lo trae en la sangre y no puede resistirse a usar su capacidad para planear y ejecutar robos de magnitudes altas. No de los que implican adueñarse de cosméticos o ropa, sino de aquellos que pueden hacerla millonaria, como un collar valuado en 150 millones de dólares.



Tuvo cinco años, ocho meses y 12 días para gestar su plan en la cárcel, y cuando por fin salió no perdió el tiempo en banalidades y se puso a trabajar, reuniendo junto a su amiga Lou (Cate Blanchett) a un grupo de mujeres capaces de llevar a cabo el robo del siglo en cuestión de joyería. El obstáculo principal es que lo harán a plena vista de todos, mientras se desarrolla la Gala del Met, el evento de moda más importante del mundo.

Este conjunto de estafadoras está integrado por puro rostro conocido del séptimo arte: Cate Blachett (Cómo entrenar a tu dragón 3), Sandra Bullock, Rihanna, Helena Bonham Carter (la posible villana de Bond 25)Anne Hathaway, Sarah Paulson (The Post), Awkwafina y Mindy Kaling (Un viaje en el tiempo). Juntas son un elenco simpático y que no necesita mucha presentación. Entre algunas hay una química más visible que entre otras, pero en general cada una tiene su momento para brillar y no sentirse menospreciadas en la cinta.



El problema de Ocean´s 8: Las estafadoras recae en la historia, se complica demasiado en algo que pudo ser más simple: reunir, planear y ejecutar. Al ser tantos personajes llega un momento en que te sientes bombardeado por información sobre ellas o la trama en sí misma. Una hace una cosa, mientras otra hace una distinta, pero en ocasiones no hay muchas explicaciones al respecto, generando confusión en determinados instantes. Terminas por pasar por alto algunos detalles y sobrellevar la trama.

Te enredas de tal modo que no logras sentirte el cómplice lejano de la película como sí sucede en la trilogía de George Clooney y Brad Pitt (protagonista de la próxima película de Tarantino). Además de que al ser tantas intérpretes no logras empatizar por completo con ninguna, te sientes lejano a ellas y a lo sucedido. Si le sumamos el casi nulo factor de suspenso en el desarrollo, ya que nunca crees que la operación pueda fracasar, resulta una trama flojita y con poco sabor a gloria.



Eso sí, la música y la belleza femenina resaltan por sí solas. No te sorprenderás bostezando o con cara de seriedad durante la película, hay chispazos de humor que funcionan en su mayor parte, además de algunos cameos que te sacarán una sonrisa y golpearás con tu codo al de a lado para hacerle saber que conoces a quien apareció por unos segundos.

Ocean’s 8: Las estafadoras es un spin-off que tiene parte de lo esencial de la trilogía original, sin embargo, en su mayor parte se aleja de ser algo para recordar como sus antecesoras -especialmente la primera -. Tiene un reparto cumplidor pero no es suficiente para pasar por alto los momentos de confusión y la falta de suspenso que se reflejaron en algunas escenas. Y no te pierdas estas cosas que posiblemente no sabías de la película.

Octavio Alfaro C.

Periodista Digital con gusto por el cine y las buenas historias que generen alguna emoción o reacción en la audiencia. Fanático del Universo Cinematográfico de Marvel y de Steven Spielberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.