Nuevas imágenes y detalles de la Gran Batalla de ‘Game of Thrones’ | CONTROL TOTAL

Serán los últimos episodios de la serie y ya podemos imaginar cómo será la épica pelea.

El invierno (ahora sí) está llegando. La última temporada de Game of Thrones se acerca y con ello los detalles de lo que ocurriría en Westeros han estado surgiendo continuamente. En esta ocasión se ha revelado información relacionada a la Gran Batalla que sostendrán humanos contra white walkers, las implicaciones que esto tendrá sobre cada personaje y las dificultados de filmar la escena más ambiciosa en la historia de la televisión.

El sitio web de Entertainment Weekly ha publicado una serie de fotografías (que puedes encontrar al final de esta nota) con cada uno de los protagonsitas de la octava temporada, con sus nuevos aspectos y atuendos, pero también ha compartido algunos detalles de la épica batalla que promete definir el rumbo definitivo de la producción. El capítulo fue dirigido por Miguel Sapochnik y según cuentan, las dificultados que atravesaron fueron bastantes.



Primero que nada, el rodaje total de la octava temporada duró 10 meses, y recordemos sólo son seis episodios, pero tan sólo para grabar el episodio más ambicioso con todo y la batalla, fueron necesarias 11 semanas, en la que el equipo tuvo que sufrir de temperaturas bajas, hacer del baño en condiciones complicadas, con el viento penetrando con fuerza todo su cuerpo y lluvia helada, sin dejar a un lado el lodo que se formaba y que llegada hasta los tobillos y el olor a estiércol de caballo.

Inclusive, en dos ocasiones tuvieron que intervenir los primeros auxilios; en una para apoyar a una actriz que se desmayó en el set, y en la otra para llevar a un miembro del staff al hospital por un ataque de asma, sin embargo, en ambos casos las personas no corrieron peligro. Tan intenso fue el rodaje que muchos actores terminaron exhaustos de las grabaciones y hasta el actor detrás de The Hound, Rory McCann, comentó: “Todos rezamos para no hacer esto otra vez.”

En una ocasión el rodaje estuvo comprometido, ya que es bien sabido del secretismo que rodeó a las grabaciones, inclusive tenían permiso del gobierno de Irlanda del Norte para que ningún vehículo sobrevolara el lugar donde estaban rodando, pero de la nada un helicóptero apareció un día y todos se preocuparon, ya que de haber un fotógrafo pudieron haberse filtrado detalles importantes que comprometerían el final de la serie, pero sólo se trató de policías sobrevolando.



El director David Nutter, habló un poco de lo que nos espera en la temporada ocho: “Hay muchas primeras veces en estos episodios. Está la secuencia más divertida que he filmado en este programa, la escena más emotiva y convincente que he filmado, y hay una escena en la que hay tantos [personajes principales] juntos que se siente como si estuvieras viendo una película de superhéroes.”

De hecho, el episodio de la batalla será el primero que junte a tantos personajes principales desde el primer capítulo y habrá secuencias construidas dentro de otras secuencias. Miguel Sapochnik describe uno de los mayores retos: “Las batallas que he hecho anteriormente eran generalmente desde la perspectiva de Jon. Aquí tengo veintitantos miembros del elenco y a todos les gustaría que fuera su escena. Eso es complicado porque encuentro que las mejores secuencias de batalla son cuando tienes un punto de vista sólido. Sigo pensando: ‘¿De quién es la historia que estoy contando ahora mismo?’

Con lo anterior prácticamente estamos boquiabiertos y obviamente tenemos aún más ganas de ver la octava temporada de Game of Thrones, cuyo primer episodio se transmite el próximo 14 de abril, y a partir de ahí sabremos qué ocurre con los habitantes de Westeros, los white walkers, y por supuesto con el Trono.