No me las toquen – Crítica | Control Total

Esta producción significó el debut como directora para Kay Cannon, productora de la trilogía comedia-musical Pitch Perfect

Seamos claros, una comedia protagonizada por Leslie Mann, Ike Barinholtz y John Cena no es precisamente una película que genere altas expectativas desde un inicio, además la temática padre-hijo adolescente definitivamente no es una propuesta innovadora, ¿entonces por qué deberíamos darle una oportunidad a No me las toquen? sencillo, puedo asegurar algo: la manera en la que se cuenta esta historia no es nada aburrida e inclusive puedo decir tiene un valioso as bajo la manga (uno inesperado, por cierto) este se traduce en varias carcajadas gracias a su ritmo fresco que termina por arrojar una divertida comedia.

Tres padres buscarán a toda costa frenar la alocada y sexual noche de graduación de sus respectivas hijas preparatorianas; la adolescencia es la causante de estos disparatados planes juveniles, sin embargo la controladora Lisa (Leslie Mann), el irresponsable Hunter (Ike Barinholtz) y el inocente, Mitchell (John Cena) harán todo lo necesario para detener el incontrolable comportamiento de sus amadas hijas, quienes han hecho un pacto que involucra perder su virginidad durante la misma noche.

Lo mejor de esta cinta recae en un tridente importante: reparto, dirección y guion. Empezando por el trabajo actoral nos encontramos con un par de intérpretes con una conocida trayectoria dentro de producciones cómicas, es el caso de Leslie Mann (¡Mujeres al ataque!2014) Ike Barinholtz (Buenos vecinos, 2014), se nota a leguas que este par conoce el ritmo necesario para que sus gesticulaciones y lineas hagan reír al espectador, no son los mejores en ello, pero sin duda son muy simpáticos.

Y es imposible olvidar al también luchador de la WWE, John Cena, a quien ya hemos visto repetidas ocasiones en la pantalla grande e incluso probando suerte en algunas comedias como Hermanas (2015) o Esta chica es un desastre (2015). En esta ocasión, he de admitir que Cena se nota comprometido con su papel, sí, es uno ligero y simplón, pero también se necesita tener cierta chispa actoral para hacer creíble un papel relajado y John la tiene, su perfil atlético contrasta idóneamente con el de un padre de familia inocente y sobreprotector, portador de una camisa bien fajada y unos pantalones cortos, combinación explosiva que te hará reír.



Por otro lado el trabajo de la debutante en la silla de director, Kay Cannon, se convirtió en un factor positivo para la creación de una atmósfera elocuente. Se nota que siempre tuvo claro su objetivo: crear una química en la interacción de sus personajes a tal grado de sostener toda una historia en ellos y sus disparatadas vivencias, esto mientras mantiene el sello clásico de Estados Unidos, el cual involucra una noche de aventuras que irá complicándose a cada paso de sus protagonistas, por cierto, siempre son ingenuos y controladores, piénsalo un segundo y esta fórmula ha sido utilizada durante décadas, pero no significa que Cannon haya hecho mal, al contrario, cuando es bien logrado, siempre funciona, pregúntenle a Adam Sandler, Ben Stiller, Rob Schneider o Kevin James.



Por último el guión escrito por Brian Kehoe y Jim Kehoe dota a la cinta de humor capaz de conectar fácilmente con distintas generaciones, por un lado se emplean diálogos juveniles que incluyen algunas escenas con mensajes y emojis, hashtags, emociones y pensamientos que todo adolescente pudo haber tenido, sin olvidar la necesidad natural por conocer el sexo, las drogas y reafirmar su vínculo con sus mejores amigos, tan simple con eso, pero siempre mantuvieron límites para que ésta sea una comedia familiar.

No me las toquen es una película capaz de producir tantas risas que algunas se transformarán en carcajadas, el desenvolvimiento actoral tiene la valía necesaria para crear un carismático vínculo con sus protagonistas. Sin olvidar que esta cinta mantiene el sello irreverente y de aventura de muchas producciones estadounidenses, sin embargo al tener el factor familiar impreso en todo momento, vuelve inmediatamente a esta película en una entretenida opción para pasar este fin de semana.

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine con experiencia de más de siete años publicando críticas cinematográficas, coberturas de festivales de cine y foto reportajes en medios especializados en el séptimo arte y televisión.