‘Jefa por accidente’: A seguir la fórmula infalible y poco original | CONTROL TOTAL

Jennifer Lopez regresa a hacer cine con este largometraje

Desde 2015 Jennifer Lopez no participaba en una película, por lo que Jefa por accidente representa su regreso a la pantalla grande; una comedia con tintes de superación personal y el infalible ingrediente del amor. En ella interpreta a una frustrada, pero exitosa empleada de un supermercado. Por más duro que trabaja y da buenos resultados, no puede subir de puesto ya que le falta un mayor grado de estudios. Es por ello, que con una ayudadita, logra obtener una entrevista de trabajo en un lugar que nunca imaginó, pero ¿dará el ancho?

Si bien la cinta se sostiene principalmente en el anhelo individual de alcanzar tus metas pese a las dificultades que se atraviesan, no deja de ser un cliché este tipo de tramas, en el que nada parece natural ya que las situaciones están convenientemente dispuestas sin si quiera hacer el intento porque luzcan reales. Esto provoca que la trama sea previsible desde mucho antes de que llegue el clímax o algún giro.



Algo que también es evidente es la inclusión del empoderamiento femenino, pero no de una forma justificada, sino como por el simple hecho de hacer quedar mal a los roles masculinos. No digo que esté mal, pero el que no hayan tratado de poner estos gestos de manera más homogénea denota que fueron forzados, o al menos poco trabajados en el guion. Por otro lado, las actuaciones son típicas, nada fuera de lo común, solamente intérpretes haciendo su trabajo sin salirse del libreto, a excepción de un personaje en particular, la asistente de Maya (Lopez), es verdaderamente cursi y poco creíble.

Al menos tiene uno que otro momento cómico que sí te hacen reír, y situaciones que ligeramente te hacen reflexionar sobre tu persona, pero en general, es una de esas cintas que se quedan en el montón, ya que no tienen prácticamente nada de original, siguen la fórmula de este tipo de películas. De las que te encuentras varias veces en un mismo canal y que todo mundo ve en algún momento.