‘Game of Thrones’: ¿Por qué el arma de Arya es tan especial?

Un capítulo más y van dos. Anoche Game of Thrones nos volvió a volar la cabeza con más de una emocionante situación: Brienne de Tarth es embestida como caballero, Jon Snow (Aegon Targaryen) revela su verdadera identidad a Khaleesi y por supuesto, para muchos el personaje que se llevó la noche fue Arya Stark (Maisie Williams).

Muy pocos nos esperábamos ver una escena sexual con la niña por excelencia de todo Westeros, la vimos crecer a lo largo de siete temporadas y su reciente escena con Gendry Baratheon (Joseph Dempsie) dejó boquiabiertos a millones. Sin embargo esto no fue precisamente lo más relevante: el bastardo del rey Robert le entregó (por fin) su meticulosa arma que vimos presentada en un dibujo dentro del capítulo anterior.



¿Una lanza o un bastón?

La principal intriga que rodea a la larga y veloz arma de Arya es el uso real que vaya a darle: por un lado podría ser una perfecta lanza de doble punta, esto podría justificar nuestro análisis previo en el cual alguien (aún no sabemos quién) podría tomarla y apuntar directo a la cabeza del Rey de la noche, la distancia es crucial en esta épica batalla final.

Por otro lado el pasado de Arya nos trae a la mente su duro (casi imposible) entrenamiento que tuvo para convertirse en una mujer sin rostro, ¿recuerdas? Esto le llevó a aprender a utilizar a la perfección un bastón mientras ella era ciega y debía valerse del resto de sus sentidos para enfrentar a su rival.



La octava temporada aún es joven, cientos de preguntas y respuestas siguen en el aire, sin embargo el ejército de White Walkers finalmente tiene a la vista a Winterfell y el destino de nuestros personajes favoritos pende de un delgado y congelado hijo.

Aunque debemos recordar una cosa: Game of Thrones es tan meticuloso dentro de su narrativa que el arma de Arya tendrá un final crucial, no por cualquier cosa han destinado dos capítulos (o tal vez más en un futuro) para dejarnos claro que esa lanza/bastón es muy, muy importante para uno de los personajes con mayor destreza en el combate cuerpo a cuerpo: Arya Stark.