‘Game of Thrones’: ¿Cuál es el plan de Lord Varys para Daenerys?

Como era de esperarse el cuarto capítulo de la última temporada de Game of Thrones nos brindó una serie de interesantes diálogos, muchos de ellos reflexivos y que muestran los futuros planes de personajes clave. Y por mucho, Lord Varys (Conleth Hill) fue uno de los roles que más relevancia tomó al demostrar su claro desacuerdo con su reina, Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y dejar sobre la mesa una posible y mortal traición.

Muestra de ello fuerons las constantes conversaciones que sostuvo con Tyrion Lannister (Peter Dinklage), la actual Mano de la reina. En estas charlas secretas se trataron temas como el futuro de Westeros, por su lado el hijo menor de la familia del León propuso: «Si los casamos podrían gobernar juntos», sin embargo Varys respondió velozmente: «Conoces a la reina mejor que yo. ¿Querrá compartir el trono? No le gusta que se cuestione su autoridad […] Me preocupa su estado mental»; estas declaraciones tienen sentido, conocemos la determinación de Daenerys por llegar al Trono de Hierro sin importarle nada.



Momentos después Lord Varys tuvo que enfrentar a su reina y buscar la manera de hacerla entrar en razón, ya que Cersei le había arrebatado uno de sus dragones y degolló a Missandei (Nathalie Emmanuel) frente a sus ojos, motivo suficiente para caer en una trampa dentro de King’s Landing, por ello Varys le dijo: «Se lo suplico, Majestad. No destruya la ciudad que vino a salvar. No se convierta en lo que se ha esforzado por derrotar», hecho que le llevó a encarar a Daenerys, las razones de una traición se van sumando.



Sin duda uno de los pensamientos reflexivos que más sobresalieron en el cuarto capítulo y surgieron de la mente de Lord Varys fue el siguiente cuestionamiento haciendo referencia al desinterés de Jon Snow por gobernar los Siete reinos: «¿No ha considerado que el mejor gobernante es el que no quiere gobernar?», esto se lo dijo directamente a Tyrion.

Tal vez Varys no es uno de los personajes más carismáticos y tampoco presume de una gran fanaticada, sin embargo su astucia es una realidad e inclusive ha demostrado -a su manera- la preocupación que tiene por su reino.



«Usted sabe dónde está mi lealtad. Sabe que nunca traicionaré al reino […] millones de personas morirán si se sienta la persona equivocada en ese trono. No sabemos sus nombres, pero son tan reales como usted y yo. Merecen vivir, merecen pan para alimentar a sus hijos».

Si unimos cada una de estas reflexiones que hizo Lord Varys en un mismo capítulo, es evidente que servirá a Daenerys hasta el momento que él considere oportuno, después le dará la espalda y de alguna manera se encargará que la Madre de los dragones no llegue al Trono de Hierro. Y no precisamente porque no sea de su agrado, tiene pruebas claras que ella no es la mente más estable en todo Westeros para gobernar y tampoco inspira liderazgo para todos los reinos, muestra de ello es Sansa Stark (Sophie Turner), quien ha confesado que no la considera su reina.