¿’El asesinato de la familia Borden’ vale la pena? | CONTROL TOTAL

El director de la cinta también se encargó de un capítulo en El mundo oculto de Sabrina

El interés por la muerte siempre a formado parte de la naturaleza del ser humano, es por ello que indagar detrás de un oscuro crimen despierta una sensación muy particular en nuestras mentes, tal vez algunas personas se sienten más atraídas que otras, pero es un hecho que los temas de asesinatos siguen siendo un éxito en el cine y la televisión.

Y justamente llega a cartelera El asesinato de la familia Borden, cinta inspirada en hechos reales sucedidos en 1892, en aquella época donde la sumisión femenina era más que obvia y el machismo llevaba las riendas de cualquier situación, sin embargo siempre han existido personas con valor y flamante coraje para poner las cosas en orden, aunque esto conlleve múltiples homicidios.



Esta cinta es protagonizada por Chloë Sevigny y Kristen Stewart; sin embargo este par jamás pudo conseguir una auténtica química interpretando a una adinerada chica y la nueva ama de llaves de la familia Borden (respectivamente), el principal motivo recae en Stewart, el problema que la ha caracterizado por años sigue vigente: un mismo rostro -inexpresivo- para toda su participación en la película mancha en cierta medida el esfuerzo de Sevigny.



Y es ese mismo punto el que sostiene gran parte de este drama de lento desarrollo, el trabajo de Chloë Sevigny no es sorprendente, sin embargo lo considero funcional para el armado de la historia y por ello se vuelve valioso, además consigue apropiarse de la esencia de aquella chica adinerada de finales del siglo XIX.

En otro punto alejado de las actuaciones, el libreto firmado por Bryce Kass mantiene una clara falta de tratamiento al intentar volver interesante una historia que bien pudo resolverse dentro de un cortometraje y esa necesidad de alargar distintos momentos se vuelve extenuante, además la marcada necesidad por incluir momentos lésbicos no terminan por brindarle un motivo poderoso a la cinta o la relación de sus personajes.



Sin embargo esto último es atenuado por su director, Craig William Macneill, con escenas que describen detalladamente la planeación de los mencionados asesinatos, con una ligera capa oscura y psicópata, el personaje responsable del crimen es vestido con sangre y una mirada adecuada que refleja el horror detrás de sus pensamientos.



El asesinato de la familia Borden es una película que apostó demasiado en un guión débil, carente del concepto entretenimiento, además el deficiente trabajo de Stewart tropieza a la entregada interpretación de Sevigny, realmente es ella quien carga a la cinta por completo en sus hombros y sin su trabajo probablemente se hubiera tratado de un completo desastre.

Y si eres un apasionado de los crímenes basados en hechos reales, esta cinta podría servir como calentamiento previo a cualquier otra historia, sus constantes tropiezos le restan credibilidad y al final no surge una auténtica conexión del espectador con la historia contada.

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine con experiencia de más de siete años publicando críticas cinematográficas, coberturas de festivales de cine y foto reportajes en medios especializados en el séptimo arte y televisión.