Alfonso Cuarón (Foto: Uriel Linares | Control Total)

Director de Cannes ruega a Netflix estrene ‘Roma’ de Alfonso Cuarón y así pueda contender a la Palma de Oro | Control Total

Netflix informó que ninguna de sus producciones formará parte del Festival de Cannes debido al rechazo que recibió el streaming el año pasado por distintos miembros del jurado, además el encuentro francés prohibió la entrada a competencia de cualquier contenido fílmico sin haberse estrenado previamente en salas comerciales

La pasada edición del Festival de Cannes tuvo una serie de importantes temas y declaraciones: desde la importancia del papel femenino dentro de producciones cinematográficas hasta el rechazo a producciones streaming del presidente del jurado en aquel momento, el cineasta multipremiado, Pedro Almodóvar, quien expresó su descontento por tener a dos metrajes que no serían estrenados en salas comerciales en competencia a la Palma de Oro.

Recientemente el director del Festival de Cannes, Thierry Frémaux, habló con ScreenDaily referente a la presión ejercida a Netflix para que la cinta Roma del cineasta mexicano, Alfonso Cuarón, sea estrenada lo más pronto posible en cines franceses y así poder contender a la Palma de Oro, sin embargo, Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, confirmó que ninguna producción original de la afamada plataforma digital formará parte del encuentro francés.

«Ambos tenemos un problema. Netflix tiene un modelo económico que no quieren cambiar y Francia tiene una regla que dice que las películas deben salir en los cines», dijo Frémaux. «El año pasado vinieron, pero después, se negaron a lanzar las películas teatralmente. Este año, dijimos: ‘Cuidado, existe esta regla’. Podrían haber dicho: ‘No hay problema, saldremos de la competencia’ o ‘Para la película de Alfonso Cuarón, vamos a hacer una excepción y aceptar lanzarla en Francia’. Me hubiera encantado eso y les sigo suplicando que hagan eso. Serían aclamados como héroes», declaró el director de Cannes.

El origen de este problema no recae precisamente en la mágica experimentada por público al ver una cinta en la pantalla grande, este año Cannes reinstauró una norma en la cual se argumenta la extricta necesidad de distribución en cines de Francia si es que buscan ser considerados dentro de la competencia oficial. En el caso específico de Netflix, decidieron omitir sus estrenos en salas comerciales para darle preferencia a su servicio French Netflix, por el contrario, si una producción decide ser proyectada teatralmente, no podrá ser incluida dentro de esta plataforma digital hasta tres años después de su debút comercial.

Son claras las visiones contrastantes entre Cannes y Netflix, cada uno ve por su bienestar económico, lo cual es entendible, ya que tienen una base bien cimentada y perder dinero no es opción. Hace pocos días Ted Sarandos dijo a Variety que la presencia de sus contenidos y realizadores podría representar un riesgo innecesario: «Queremos que nuestras películas estén en terreno justo con todos los demás cineastas […] Hay un riesgo en que nosotros intervengamos de esta manera y que nuestras películas y cineastas reciban un trato irrespetuoso en el festival. Han marcado el tono. No creo que sea bueno para nosotros estar allí «.

Hasta momento Alfonso Cuarón no ha declarado nada relacionado a este enredo, sin embargo su competencia hacia la Palma de Oro está siendo descartada, al menos que alguno de los dos bandos involucrados decida ceder y sólo así, Roma formaría parte de la selección oficial, en la cual figuran importantes títulos de cineastas como: Le Livre D’Image de Jean-Luc Godard o Blackkklansman de Spike Lee.