Cuando ellas quieren – Crítica | Control Total

La cinta tiene entre su reparto a cuatro ganadores del Oscar y dos nominados al mismo premio

Una comedia romántica que relata la vida actual de cuatro amigas quienes pese a ser señoras mayores no se sienten viejas. Tienen un club de lectura y la propuesta literaria del mes es la trilogía de 50 Sombras, reconocida por su estilo erótico causando gran controversia entre las mujeres de todas las edades. Al principio se resisten a leerlo pero terminan por acceder.

La trama comienza a desarrollarse en el momento que descubren ese deseo aún latente de enamorarse y divertirse como en sus mejores años de juventud. Las cuatro deben asimilar los cambios que han tenido en sus vidas amorosas y aprender a vivir con ellos o modificarlos hasta reencontrarse con su “Diosa interna”.



Diane (Diane Keaton) es una mujer fuerte e independiente, viuda desde hace poco tiempo pero eso no la detiene para conseguir lo anhelado; aún se siente joven y llena de vida a diferencia de sus hijas quienes la consideran senil e inútil. Ella necesita demostrar a los demás y a ella misma su capacidad de lograr lo que se proponga.

Vivian (Jane Fonda) es muy exitosa, dueña de su propio hotel pero jamás se casó, lo que ella considera una ventaja que la vuelve más intrépida y dispuesta a probar de todo excepto las ataduras sentimentales. Ella es quien lleva el libro al club de lectura para agregar un poco de diversión en la vida de sus amigas.

Sharon (Candice Bergen) no podía ser la excepción del grupo, es una importante Juez de la corte, muy respetada en su trabajo pese a seguir obsesionada con su ex esposo de quien se separó desde hace años. Es la más reservada aunque no por eso aburrida, también busca volver a sentir ese chispazo del amor al ver a sus amigas intentarlo.

Y por último Carol (Mary Steenburgen) quien contrario a todas sus amigas, es casada. Ella es algo introvertida aunque dispuesta a experimentar y divertirse, su único inconveniente es que no logra avivar la llama de la pasión con su esposo aun cuando trata con toda clase de artimañas.



La historia es muy sencilla y se podría decir que no ahonda en nada nuevo, es similar a cualquier comedia romántica en la cual la búsqueda del amor y la emoción llevan a los personajes a vivir descabelladas aventuras para poder darse cuenta de que lo anhelado siempre estuvo cerca.

Pese a esto es divertida y llena de momentos para recordar las cosas que haces por un nuevo amor, sentir nuevamente la emoción de ser el autor de algo a escondidas y prohibido. En todo momento el protagonismo está equilibrado sin dar o quitar brillo a ninguna de ellas. Las actuaciones son funcionales lo que logra transportarte e identificarte con las situaciones o el rol de alguna de ellas, lo que sin duda te hace disfrutarla y vivirla plenamente.



Recordarás tu primer beso, amor, la diversión, la incertidumbre de si lo que haces es o no lo correcto. La sensación de mariposas en el estómago, cuando tomas la decisión de estar con alguien pasajero o tu alma gemela. Todo esto dentro de una serie de cómicas situaciones que encantan al espectador sobre todo si es femenino. Como dice el dicho: “recordar es volver a vivir” y sin duda alguna con esta cinta revives cada uno de esos momentos.

No importa la edad que tengas para poder entretenerte, es fácil tener una conexión con las protagonistas gracias a las situaciones en las que se ven inmiscuidas y que todos viven en algún momento. Te dejará con una sonrisa y el recuerdo de todos esos increíbles momentos en la vida porque siempre hay tiempo para el amor, la amistad y el placer.

Krystel Campos

Psicóloga con pasión por el cine y la literatura, experta en entender la perspectiva y mentalidad de los personajes. Amante del universo de Harry Potter y la cultura Disney, con gusto por los musicales y la Ciencia Ficción.