Atrévete a ver Trainspotting y tu vida trendrá otro sentido

Siempre se ha intentado mostrar el mundo de las drogas en el séptimo arte, pero son muy pocas las películas que logran hacerlo de una manera entretenida, en este caso Trainspotting destaca sobre todas las demás, ya que no sólo logra captar la cruda realidad de los heroinómanos, sino que además los hace ver de una manera ácida y cómica.

La película británica de 1996 dirigida por Danny Boyle y basada en la novela escrita por Irvine Welsh, narra la historia de un grupo de adictos a la heroína cuyas metas en la vida, no existen, sólo esta su deseo de  consumir cada vez más droga y obtener dinero fácil.

Toda la trama de la cinta gira en torno a una sola frase ¿para qué elegir un modelo de vida?, es una pregunta que se hace Mark Renton (Ewan McGregor), uno de los integrantes del grupo que parece ser, es el único con esperanzas y la suficiente fuerza  de voluntad para salir de la historia que está llevando. Pero la pregunta no dejaba de aturdir, ¿para que elegir un modelo de vida? ¿Por qué elegir una casa, hijos, trabajo, problemas, deudas, y la infinidad de cosas que suceden cuando tienes un modelo de vida convencional?. Siendo un adicto no es necesario preocuparse por tales detalles, porque como tal no hay existencia, sólo una vena y droga.

1383544427_d58b0d8374_o

Considerada la naranja mecánica de los noventas, Trainspotting es un fenómeno social y cinematográfico que causo tal escándalo en la sociedad que muchos espectadores salían de la sala de cine a media función, y no por que la película sea mala, sino por la manera tan gráfica y siniestra en la que se reflejó este modo de vida. A pesar de sus fuertes críticas la cinta fue galardonada con los premios BAFTA al mejor guion adaptado, y  NME AWARD a la mejor película de todos los tiempos.

La palabra trainspotting hace referencia al acto de encontrar una vena para inyectar una droga, pero para  Boyle no era suficiente  reflejar sólo de manera literal este acto, lo que se muestra en la cinta, es precisamente la búsqueda de ese algo que te hace feliz, ese algo a lo que eres adicto , que te hace sentir como el mejor orgasmo que has tenido multiplicado ocho mil veces, y aun así no estarás cerca, no necesariamente consumiendo una droga, sino consumiendo tu vida, con las “decisiones que tomaste”, sin embargo  la realidad es que estamos sumergidos en una sociedad liquida, que sólo fluye y crea tal escándalo, tal torbellino que las cosas siempre cambian, la vida cambia, la música, los autos, la moda, los peinados, las personas, y las drogas cambian, así que tienes que estar a la par de ellos o superarlos, es decir, tienes que aprender a correr al ritmo para mantenerte en el mismo lugar.

Mientras Renton va formulando su pregunta, ve cómo cada uno de sus amigos se van hundiendo en su propia miseria, y se da cuenta que la vida que había elegido, la que no tenía preocupaciones, le está jugando sucio, y descubre que no puede estar sumergido en esta vida eterna, así que decide escapar de ello y empezar a tomar un estilo de vida digno, un estilo de vida que la sociedad considera correcto.

3314986839_087e6836cc_o

Al momento de su estreno la película provocó controversias, jamás antes se había demostrado de una manera tan cruda la vida de estos personajes, y menos mostrándolos con tal sentido de humor negro, a veces ácido, en donde no sabes si reír o sentirte mal, y por supuesto no podemos dejar atrás la manera tan asquerosa y surrealista en la que plasmaron las escenas, por ejemplo cuando Mark sale de la taza del baño.

Tanto las escenas, la trama, las actuaciones y por supuesto la musicalidad que le dieron a la película, fueron los elementos que pudieron equilibrar tal historia y poder lanzarla al séptimo arte. Pero si de estos elementos tendríamos que destacar uno, sería la música excepcional, la que le dio el toque honesto, real y valiente a toda la trama. La creación musical que utilizaron encaja perfectamente en cada situación de una manera complicada de definir, utilizando una especie de género surrealista y onírico digno de la propia cinta, haciendo que Trainspotting se haya convertido en un boom social que ha pasado generación tras generación, dejando una enorme huella.

Existieron muchas críticas al momento de su estreno, se decía que sólo promovía las adicciones entre los jóvenes y que incluso les daba las herramientas necesarias para poder inducirse al mundo de las drogas, ya que en la película todo es tan gráfico que incluso se aprende a preparar heroína.

Sin duda alguna es una película que vale la pena ver, pero no por el escándalo que hizo, sino por la originalidad con la que se mostró, es una película digna de ver para los que no son tan sensibles con este tipo de temas, y fuera de toda la revolución que podría o  no causarte interiormente, se merezca o no se merezca los premios obtenidos, la cinta no hace más que reflejar fríamente la vida de estos chicos.